domingo, 30 de marzo de 2008

...TAL VEZ POR SER FELICES AL MENOS UNA TARDE















PÁJAROS DE PAPEL
[KABUL]

La ciudad sobrevive, lentamente se afana
en olvidar las noches de afilados cuchillos,
señales del asedio en la luna menguante.
Atrás la nube oscura. Se acaricia la tregua.

Intensamente azul aquel lejano cielo.
Niños, junto a las casas, sus proyectos urdían,
el ansia de aventura, de subir al espacio
el colorido vuelo de frágiles cometas.
La fiesta renovada con el aire de marzo
sale de sus prisiones, y los muchachos alzan
la mirada a los cielos, entornando la luz
los párpados calientes, que albergan unos ojos
de tristeza y pasado, pulso firme también
para soltar el hilo con suave y lento roce,
y dejarse arrastrar por el ansiado sueño
de ascender a otra patria, a otro lugar alzado
que la mirada ignora... Y las cometas suben
a más y más altura. Besan el aire y vuelven.
Las manos que las guían sienten el vuelo en sí,
capaz y tembloroso. Sollozan los muchachos,
tal vez por ser felices al menos una tarde.

D. GARCÍA

1 comentario:

Akinogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.